¿Por qué los usuarios prefieren a las marcas humanizadas?

El posicionamiento de la humanización de una marca como clave del éxito ha surgido, en gran parte, gracias a Internet.

El mundo web ha representado grandes oportunidades para las marcas, y al mismo tiempo empoderó a los consumidores.

Ahora, los usuarios tienen un rol mucho más activo en los procesos de comercialización y con simples búsquedas pueden conocer múltiples opciones y alternativas para satisfacer sus necesidades o solucionar diversos problemas.

Esto ha hecho que aspectos tradicionales como el precio y la calidad ya no sean los grandes protagonistas, sino el compromiso de las marcas y su preocupación por los usuarios, así como la autoridad de estas en temas relevantes para la sociedad y asociados con sus segmentos de mercado.

Tomando en cuenta este aspecto, podemos decir que en términos generales las personas prefieren las marcas humanas porque perciben que estas pueden ayudarlas a cumplir con sus objetivos a través del apoyo continuo y el acompañamiento personalizado.

En sí, las valoran como aliadas para la vida diaria y no como meras alternativas comerciales o productos y servicios de los que pueden prescindir en cualquier momento.

Además, existen ciertas particularidades y características de las marcas humanizadas que hacen que los usuarios se enganchen con ellas.

¿Cuáles características de una marca humanizada cautivan al público?

Humanizar las marcas significa adquirir diferentes atributos asociados con la satisfacción de los usuarios, la retención y la sustentabilidad.

Entre las principales características de las empresas que experimentan este proceso de transformación se encuentran:

  • Responsabilidad social
  • Accesibilidad
  • Comunicación natural y educativa

A la hora de comunicar, las marcas que desean humanizarse no deben optar por estructuras y métodos netamente persuasivos e invasivos, que simplemente se basan en vender y aumentar la clientela.

En cambio, deben optar por metodologías no invasivas y sustentables, que si bien generan oportunidades de negocio, tienen como objetivo fundamental informar, educar y aportar valor al mercado y los clientes. 

Humanización de marcas: más que una estrategia de ventas

Todas estas características que se adquieren al humanizar las marcas no pueden valorarse como parte de una estrategia de ventas, sino como el corazón de la cultura organizacional.

Para lograr sólidas relaciones con los usuarios y generar confianza, es necesario dejar a un lado paradigmas y adoptar una nueva cultura organizacional y de negocios, que permita brindar servicios cercanos y amigables, además de apegarse a la transparencia y la sustentabilidad.

Uno de los puntos clave es comprender que vender a toda costa se traduce en resultados negativos en el corto y largo plazo, que afectan la rentabilidad de un negocio y el posicionamiento de su marca.

Es por ello que debe promoverse dentro de la empresa la verdadera preocupación por los usuarios y el entendimiento y seguimiento de sus problemas y necesidades.


4 claves para humanizar las marcas

Este proceso puede valorarse como un proyecto integral de Branding, que demanda diferentes acciones y puntos de atención.

Aunque es importante que este principio forme parte de la cultura organizacional y, de cierta manera, se complete de forma orgánica y natural.

Eso no quiere decir que los propietarios, gerentes y especialistas en Marketing deban tener un rol pasivo y simplemente esperar que esto suceda.

De hecho, existen diferentes aspectos y acciones claves que tienen que producirse para humanizar las marcas, como:

1.- Tener un estilo propio

Humanizar las marcas significa otorgarles a éstas una personalidad que las identifique y, sobre todo, diferencie de cualquier otra. Por ese motivo, uno de los pasos fundamentales para lograr esta transformación es la definición de un estilo propio.

Entre otras cosas, esto conlleva establecer un tono de voz, así como diferentes temáticas a abordar. También, dentro del estilo de una marca entran en juego sus elementos visuales y la identidad corporativa en general.

Así, las marcas se hacen únicas y reconocibles, lo que posibilita que te posicionen en la mente del público y que realmente sean valoradas como una “persona” a la que se puede acudir para obtener información y ayuda en diferentes situaciones. 

2.- Mostrar (ocasionalmente) el lado gracioso

La risa es un lenguaje universal, que permite generar lazos sociales y relaciones. Además, es una característica humana.

Teniendo en cuenta esto, no cabe duda que toda marca que desee humanizarse tiene que mostrar su lado gracioso. Eso sí, sin ser vulgar u ofensiva con un determinado grupo social.

El mundo de las redes sociales e Internet ofrece muchas oportunidades de ser graciosos, como compartir un simple “meme”, por ejemplo.

No es necesario contar con un equipo de comediantes para explorar el lado gracioso de una marca, sino ser creativos, mantenerse al tanto de los eventos y situaciones mediáticas y, sobre todo, conocer muy bien el segmento de mercado en que se posiciona.

3.- Aplicar estrategias de Marketing no intrusivas

Además de comunicar de manera constante, las marcas deben centrarse en no parecer grandes, medianos o pequeños conglomerados corporativos que quieren vender a toda costa.

Para humanizarse y generar confianza, tienen que aplicar estrategias de Marketing que no sean intrusivas y apuesten por la sustentabilidad, como el Inbound Marketing y el Marketing de Contenidos.

Estas prácticas no buscan generar ventas y resultados inmediatos, tal como lo hace la publicidad tradicional, sino fomentar relaciones sólidas y profundas con los usuarios y ayudar a los mismos a cumplir sus objetivos y resolver problemas y necesidades.

A su vez, en el mediano y largo plazo esto genera oportunidades de negocio sustentables, caracterizadas por las altas tasas de conversión y la facilidad para la retención y la fidelización.

En el caso del Inbound Marketing y el Marketing de Contenidos, no buscan generar falsas expectativas ni exageran las cualidades de productos o servicios para captar usuarios.

Simplemente, ayudan a identificar necesidades y problemas y muestran cómo ciertos productos o servicios pueden ayudar a solucionarlos.

Otro aspecto importante, que contribuyen con la humanización, es que crean contenidos personalizados, adaptados a las características de la buyer persona, como se le conoce a la representación semi ficticia del cliente ideal.

También toman en cuenta la etapa de madurez del usuario y el punto en el que se encuentra dentro del embudo de ventas. Por otro lado, estas estrategias de Marketing Digital fomentan la interacción con el usuario y le brindan a este múltiples ventanas y canales para expresarse.

4.- Muestra a tu equipo de trabajo

Mirar un logotipo todo el tiempo no es una experiencia positiva para el usuario y, de hecho, puede causar cierta suspicacia o desconfianza.

Incluso en negocios modernos, resulta fundamental mostrar al equipo de trabajo para generar confianza, cercanía y, en general, proyectar una imagen humana y no netamente corporativa.

Identificar a cada trabajador por nombre y apellido y mostrar, al menos, una pequeña fotografía del mismo es clave para demostrar que detrás de una empresa y sus servicios hay personas comunes que sienten y padecen, al igual que el usuario o consumidor.

Un buen ejemplo de esta práctica nos brinda MailChimp, la conocida empresa de E-mail Marketing. Frecuentemente publica en su canal de YouTube videos de entrevistas con sus colaboradores y sus interacciones en el ambiente laboral.

Ser auténticos, transparentes y no invasivos es fundamental para mostrar el lado humano de una marca y generar confianza y relaciones sólidas.

No olvides que, como mencionamos algunas líneas atrás, la humanización de la marca debe ser el corazón de su cultura organizacional y no valorarse simplemente como una estrategia de ventas.