¿Qué está pasando con el social media?

En estos días se requiere un replanteamiento drástico de los mensajes que se lanzan a la comunidad. Los productos no interesan, si los valores y el contenido que ayude a superar el momento. Pero ¿qué hacer si nos hemos pasado la vida lanzando mensajes comerciales sin gran #éxito?

Las empresas que quieran salir de la situación en la que nos encontramos han de aplicar todos sus procedimientos anticrisis para conseguirlo: no se puede seguir comunicando como se hacía.

Hasta hace apenas unos meses las redes sociales eran un canal de distribución más, que nos ayudaban a: Fidelizar clientes, convertir clientes en brand lovers, conseguir nuevos #leads. Era canal de comunicación de nuestros productos.

Ahora la situación es distinta: los usuarios están confinados en casa y el listado de tareas que pueden hacerse a lo largo del día es ínfima. Además, se ha prohibido la comercialización de un sinfín de productos, por lo que puede que ni siquiera podamos distribuir.

La mayoría de las marcas, y ahí está la labor del equipo de redes sociales, han de pivotar su mensaje y olvidarse de hacer acciones de venta directa. Ahora es momento de trabajar el branding y ayudar a que, en este tiempo de parón, la marca se mantenga en el top of mind de los usuarios.